ciudadesverdes

Ciudades verdes: la sustentabilidad urbana requerida | Parte IV

Industria y Comercio

La industria y el comercio, son los ejes fundamentales de la economía de cada ciudad. No sólo porque brindan lugares de trabajo para sus habitantes, sino también porque definen el carácter de una ciudad. Mientras unas ciudades son más orientadas al turismo, otras tienen fuertes vínculos con el sector productivo industrial, otras a su vez, con el sector agro industrial. El carácter económico de una ciudad define su actividad económica, y la actividad económica está fuertemente ligada a la infraestructura que puede prestar una ciudad. Una infraestructura sustentable aporta a que la actividad económica sea fluida, eficiente, con una burocracia reducida y ubicaciones dentro de la ciudad, de tal forma que evite atochamientos vehiculares, que reparta homogeneamente el uso de la infraestructura. La tendencia en los últimos 30 años, lamentablemente, va en la dirección opuesta, especialmente en el sector comercial. Gran parte de los sectores comerciales e industriales modernos, se encuentran en los bordes de las ciudades, mientras los centros financieros están concentrados en los centros históricos, o un lugar predefinido que brinda la infraestructura requerida para tales operaciones. Largas colas para acceder a los servicios son los resultados. A esto agreguemos, la escasez de posibilidades de parquear vehículos en los sectores indicados y adicionalemente una congestión de personas en espacios reducidos, que de suceder alguna catástrofe, agrava la situación para servicios de urgencia. La ocupación de espacios disponibles es, entonces, una clave al momento de armar una infraestructura que sea sustentable. Cada ciudad debe usar sus potenciales disponibles. Es distinto hacer una estructuración de una ciudad metropolitana, a de una pequeña ciudad. Aquí va la definición sobre sustentabilidad por sector o comuna. Para el comercio, es importante concentrar la oferta en un solo lugar. Se considera como un beneficio para el cliente encontrar todo lo requerido en un solo lugar. Eso es claramente una ventaja. El problema está, más bien, en el ordenamiento del espacio urbano. En general, el concepto del comercio, acaba con la disponibilidad de parques para los autos de los consumidores y ya. Poco se piensa en temas de la extensión de infraestrucutura de corriente, gas, agua, alcantarillados, de abastecimiento, basura. Todo ello, obliga a un reordenamiento de sectores suburbanos, que llevan a un atochamiento de personas y vehículos. En general, se puede observar, que ningún centro comercial del país, ha tomado la consideración de usar sus techos para plantas fotovoltaicas, o de hacer de los residuos una microplanta de metano. De usar los estacionamientos para cargar carros eléctricos que circulen gratuitamente y transporten a los consumidores desde diversos puntos de la ciudad. Que estos mismos carros puedan ser equipados con monitores ofertando los productos en oferta. El comercio debe desarrollarse en esa dirección.

Por su parte, también la industria y el comercio deben aportar con servicios y productos que reduzcan la producción de gases contaminantes, que eviten la producción de basura y residuos y que la reduzcan a lo estrictamente necesario.

El comercio a su vez, entienda que los residuos que se generan de la actividad diaria del comercio, son fuentes energéticas que sirven para ser recicladas y re-introducidas al sistema ya sea en forma de calor, gas, frio o corriente.

En el futuro una gran parte de la actividad comercial se va a trasladar al mundo virtual. Empresas como Amazon y Ebay son una indicación para ello. Los portales comerciales cambiarán los aspectos de las ciudades, ya que el consumidor no tendrá que desplazarse hasta una tienda, si no lo desea. Esto significa, que los antiguos núcleos urbanos, con el auge de mega centros comerciales y el comercio de internet, se irán reduciendo, y la “mortandad” de pequeños negocios se verá incrementado. El aumento de las ventas a través de internet llevará consigo, también, un aumento de los servicios de entrega a domicilio. Ya es posible encontrar en remedios, comida rápida, incluso servicios de supermercados posibilidades de entregas a domicilio. El parque automotriz para estos servicios se incrementará, de no haber otras soluciones.
La industria debiera velar por una producción limpia y sobretodo eficiente, conforme con el medio ambiente en donde se ubica. El requerimiento de certificados ISO para el área de la sustentabilidad debiera ser exigido por los consumidores. En los últimos años se ha podido observar una fuerte concientización de la ciudadanía en éstos temas, especialmente en lo que se refiere a la actividad minera y la generación de corriente eléctrica. Empero, la solución no es fácil de encontrar. Soluciones conjuntas, en armonía con la población, las empresas y el medio ambiente, presentan la mayor posibilidad de llegar a acuerdos sustentables. Muchas veces no serán las soluciones más rápidas, pero a largo plazo serán las mejor aceptadas por las tres partes.

 



Comentarios: Ciudades verdes: la sustentabilidad urbana requerida | Parte IV