ciudadesverdes

Ciudades verdes: la sustentabilidad urbana requerida | Parte VI

Gobernabilidad

En el ámbito de la gobernabilidad y administración, los servicios de la ciudad se trasladarán paulatinamente al mundo virtual. Todo tipo de trámite será posible de realizar vía internet desde cualquier parte, ya sea desde la casa o en camino, vía smart phone (teléfonos inteligentes). Los servicios que la ciudad presta, podrán ser así más transparentes. Los costos de las ciudades, serán más bajos y visibles y los beneficios más evidentes para los ciudadanos. Los procesos decisivos de una ciudad se podrán someter a voluntad ciudadana a través de portales indicados para temas específicos, ya sea para un nuevo sector comercial, residencial o modificaciones en la infraestructura vial. Temas de emergencia como terremotos, tsunamis y otros, podrán ser manejados de mejor manera, por medio de portales informativos y de servicios de información a través de mensajes u otros servicios.

Las discusiones y decisiones de los consejos de la ciudad podrán ser observadas a través de cámaras de internet que hoy ya, en algunas ciudades, son usuales. La ciudadanía tendrá acceso directo a los balances y planes de desarrollo de la ciudad y de la región.

En conjunto con los temas de Smart Home, “hogar inteligente” a través de un display ubicado en la pared, el alcalde de la ciudad podrá consultar a los ciudadanos sobre algun tema específico. Los ciudadanos podrán votar a traves de ese mismo display, si están a favor de un tema, o en contra. Es decir la participación podrá ser más directa.

Es necesario destacar, que en el pasado los proyectos de ciudaddes inteligentes que he podido acompañar, siempre han sido de corto plazo, debido a la corta duración que tienen los períodos de gobierno municipal. Será necesario, a futuro alcaldes con una visión más amplia y a más largo plazo. Contamos en la actualidad con alcaldes de visiones cortas. Algunas excepciones confirman la regla. Requerimos, para estar preparados para los futuros desafíos, a personas en la administración que estén dispuestos a arriesgarse con temas del futuro. Cada ciudad tiene su propia “alma” y así cada alcalde y alcaldesa se verá en la tarea de buscar el alma específica de su ciudad y de darle el enfoque de futuro en donde todos sus ciudadanos tengan su espacio y participación. La gobernabilidad del futuro entonces, partirá de la base que ciudadanos y ciudadanas tendrán una participación mucho más fuerte y rápida orientada al bienestar ciudadano y no partidario. Esto generará una identidad mucho más fuerte con la ciudad. Para ello, se requerirán personas que estén capacitadas y que la confianza esté depositada en sus ciudadanos, y no pensar que todo lo que la autoridad decide por sí mismo, está correcto. Eso debiera verse reflejado en los conceptos de gobernabilidad ciudadana. Es necesario resolver radicalmente el problema moral que afecta las ciudades que sufren de la corrupción, amiguismo y nepotismo. En tiempos, donde la credibilidad hacia “los políticos” en general, se va reduciendo cada dia más, y la frustración de la población crece, por el mal manejo de los temas públicos, como salud y educación, la ciudad puede ser un ventil de destape que ayude a mejorar el encuentro de decisiones y sobre todo otorgue una orientación futura. Eso no quiere decir, que todos los servicios deban ser municipalizados, bien hemos visto que ese concepto fracasó, aunque demore la compresión de algunos para aceptarlo. Existen temas que deben ser estatales y otros que deben ser municipales. Pero las ciudades del futuro deben tomar todos los temas y traspasarlos a una realidad local basado en sus capacidades, en su proyección y en sus recursos.

 



Comentarios: Ciudades verdes: la sustentabilidad urbana requerida | Parte VI