ciudadesverdes

Ciudades verdes: la sustentabilidad urbana requerida | Parte VII

Medio ambiente

Sin duda, la reciente conferencia mundial en Lima, Perú, donde el mundo actual se juntó para discutir temas medio ambientales, ha demostrado una sola realidad: No existe un concepto mundial sobre la sustentabilidad. Muy fuerte han sido y son los intereses de países exportadores de tecnologías en encontrar una solución conforme no con el medio ambiente, sino con sus propias economías.

No hay que equivocarse, en esta lucha medio ambiental, la lucha por el poder económico del futuro ya comenzó.

Se trata de tecnologías de sustentabilidad que a futuro serán líderes en el mundo. Se trata de tecnologías en el transporte, en la medicina, en la generación de energía, en la alimentación y muchos otras más en donde claramente todos saben que el medio ambiente es un factor preponderante, y el medio ambiente es justamente el niño huérfano de la sociedad “moderna” en que creemos estar. El temor real, es que la ambición de los poderes económicos mundiales no permitirá ceder terreno. Si observamos especialmente, el caso de Europa, entonces podemos constatar que este continente, no tiene recursos naturales ni energía. Sin embargo, es un líder en tecnologías medio ambientales. Si hablamos del medio ambiente, es necesario hablar también, de un sistema económico sustentable. En los últimos 80 años nos hemos concentrado en exportar materias primas hacia diversas partes del mundo. No importa quien halla sido el dueño, si el Estado o el privado, las exportaciones han fluido hacia afuera a bajos costos y hemos importado tencologías a altos costos. Este principio hoy en día, en donde los recursos son escasos, debiera modificarse hacia unos principios más proteccionistas, indiferentemente quien sea el dueño de estos recursos, esa es otra discución. La discución no va hacia un modelo político-económico conocido del pasado. La discución va en dirección a qué estamos dispuesto a hacer con nuestros recursos y que valor les queremos dar, que participación queremos tener en ellos. Como aumentamos la ganancia como empresa, sociedad y país de la cadena productiva. Proteger el medio ambiente es más que la sustentabilidad técnica. Se trata de una sustentabilidad económica. Hoy en día nuestro país tiene suficientes recursos naturales equivalentes a los paises exportadores de petróleo. Nuestra población debiera gozar de los estándares más altos del mundo y dictar los temas de desarrollo y de tecnología. Lamentablemente, la realidad es otra. La ambición de pocos y la mentalidad de “hacerse la américa” en poco tiempo, sigue dominando el quehacer económico. Como si la mentalidad del “español” que antaño venía a hacerse rico para volver rápido a España aún siguiera vigente. Esta mentalidad, la podemos observar en dónde nuestro país ubica sus reservas económicas. Los millonarios de nuestro país, almacenan el dinero en Suiza, Islas Caimán, en Alemania, Gran Bretaña o donde sea que se le tenga “confianza”, en desmedro de usar esas reservas para estabilizar la moneda y economía nacional. Ese patriotismo pantalla de algunos poderes financieros, es el motivo por el cual muchos procesos de desarrollo no han funcionado en el pasado y por lo cual la economía no ha podido consolidarse. Seguimos dependiendo de bolsas extranjeras y una crisis en Asia, nos desestabilizará nuevamente hasta los huesos como en el ’97. Nos hemos abocado a desintegrar, paso a paso, la infraestructura productiva del país, concentrándola en pocas áreas, basados sólo en recursos naturales, ya sean mineros, pesqueros o agrarios, el gran resto lo hemos posicionado en servicios, ya sean financieros o de otra índole.

Tendremos que aprender a querer como individuo y sociedad el suelo, el lugar que habitamos. Tenemos que empezar a valorar lo poco que hemos construido y usarlo como plataforma para el futuro desarrollo. Tenemos que vernos a nosotros y sobre todo a nuestros hijos e hijas en el foco de las políticas sociales y económicas del futuro. Así entenderemos cuál es la sustentabilidad que necesitamos, que los recursos que nos están dando son un instrumento que podemos usar para salir de la pobreza de mentalidad y sobre todo de la pobreza real. Hoy en día, contamos con suficientes recursos intelectuales y los instrumentos y herramientas óptimas para hacer de nuestro país y de toda Latinoamérica un líder mundial en los temas de sustentabilidad. Es nuestra opción, para entrar al próximo milenio como la alternativa viable. Las ciudades sustentables pueden ser un buen concepto inicial para ello. De otra forma, deberemos enfrentar el cuestionamiento de nuestros hijos e hijas cuando nos pregunten que hizo nuestra generación para evitar el desastre que se acerca.



Comentarios: Ciudades verdes: la sustentabilidad urbana requerida | Parte VII