IMG_3301

Construyendo Memoria Colectiva, Entrevista a la “Agrupación por la Memoria Histórica Providencia-Antofagasta”

Ese fue el primer gesto de resistencia, que yo percibo en Antofagasta. Ese mismo día del golpe a las 3 de la tarde se impuso el toque de queda en Antofagasta, lo que hizo todo más complicado. Después viene todo un proceso de represión, y se allanaron algunos lugares de Antofagasta: el Partido Comunista, el diario El Popular, la sede de la Universidad del Norte. Yo recuerdo que mi mamá me lo contó, que fue un allanamiento brutal. En esos días se tomaron “la Providencia” (el entrevistado hace alusión al ex internado Bernarda Morín, ubicado al costado de la Iglesia Divina Providencia), entonces, el golpe fue un botín de guerra también para los “milicos”, para el Ejército, para la FACH (Fuerza aérea de Chile), ya que cada uno logró ocupar espacios físicos en la ciudad. Para nosotros como jóvenes militantes, la labor  de resistencia consistió en salvaguardar a otras personas, ayudar a esconder gente, asistirlos. El grupo del Liceo de Hombres fue un grupo maravilloso, éramos 15 muchachos todos más o menos de la misma edad, de distintas organizaciones de izquierda, éramos enlaces, una labor que fue fundamental para la sobrevivencia de muchos dirigentes, y yo hago un saludo a esa militancia  que se gestó en el Liceo de Hombres, que realizó esa labor noble, generosa. (Héctor Maturana Bañados, ex prisionero político, Presidente de la Agrupación por la memoria histórica Providencia-Antofagasta)

*¿Algún otro testimonio?

Bueno, yo para el 73, estudiaba en la Universidad Técnica del Estado, y ahí fue terrible la persecución, a los quince días, ya faltaban muchos compañeros, de hecho, un profesor amigo, me sugirió: “no vengai mejor, está mala la cosa”. Yo no pertenecía a ningún partido, pero sí mis hermanos eran militantes comunistas. El 19 de octubre de 1973, me mataron a un hermano en la Caravana de la muerte (2), por eso yo tenía que seguir, en noviembre quedaron detenidos dos de mis hermanos de María Elena, estuvieron en la cárcel, otro relegado. El 5 de diciembre de 1973, yo fui detenida por el grupo de instrucción de carabineros (SICAR).

*¿Qué edad tenías tú?

17 años… y estuve 45 días allí. Yo en ese entonces, estaba con mi hijo, que tenía un mes. Esa misma noche lo entregué a carabineros, para que lo fueran a dejar a la casa, sin reconocer que era mío, nunca dije que era mí hijo, para protegerlo, dije que yo lo cuidaba, que era de una cuñada, de un hermano mío. Bueno, así fue que la familia se desintegró totalmente. Éramos muy pobres y cuando terminó y salí, no tuve trabajo, mi carnet fue cortado en las cuatro esquinas, y además mi papel de antecedentes tenía como tres hojas, así que imposible encontrar trabajo, así que trabajé en el POJH (3) y en el PEM (4), y bueno, no importa, había que hacer algo, todos mis hermanos estaban presos, y había sobrinos chiquititos, mi hijo que también era pequeño. Y uno después sigue viviendo, y tiene que hacer su resiliencia, porque el mundo sigue, y la vida sigue, y hay que seguir luchando, para poder salir de la dictadura, salir en las noches, a las cuatro, cinco de la mañana a panfletear, hacer marchas, para que llegara el “arcoíris”, “la alegría ya viene” (5). No sé dónde quedó el arcoíris, se quedó detrás del cerro, parece, y esa es la impotencia que nosotros sentimos, porque no se ha hecho verdad y justicia, y ocurre que los familiares, muchos han fallecido, y a otros ya la edad no acompaña, ¿y qué pasa con los asesinos?, también, se han muerto, se están muriéndose sin cumplir sus condenas, entonces, ¿dónde está la justicia?  (Sandra Gahona Mac-Donald, ex prisionera política, miembro de la Agrupación de Ejecutados políticos y detenidos desaparecidos, miembro de la Agrupación Memoria Histórica Providencia-Antofagasta)

*Según los informes elaborados por las organizaciones de DDHH, en la zona Norte hubo 42 inmuebles destinados a ser Centros de Detención y tortura, uno de esos inmuebles es el ex Internado Bernarda Morín de calle Matta 3230, ubicado al costado de la Iglesia Divina Providencia, que fue ocupado como centro cuartel de la DINA-SICAR-CNI (6) ¿Cuéntennos qué pasó allí, que pasó tras sus muros?

Soy una ex detenida en el ex Internado, y creo importante indicar que en el Informe Valech (7) aparece efectivamente indicado el lugar como la Ex Iglesia Divina Providencia, que los detenidos fueron identificando precisamente por la fachada imponente que tiene esta Iglesia, de arquitectura un poco románica, desde las experiencias vividas, donde obviamente la percepción sensorial se altera muchísimo, se va reconstruyendo una imagen, auditiva fundamentalmente, porque los presos estábamos todos vendados, entonces la percepción es auditiva, táctil, y en ocasiones, algunos elementos visuales, relatos que tienen que ver con reconocer vitrales de iglesia, con reconocer imágenes religiosas, la línea del tren, las campanadas, y voces de niños, entonces a la luz de todos esos relatos, que se van construyendo como un mosaico, se establece, desde la Comisión Valech, que el lugar es la Ex Iglesia Divina Providencia.



Comentarios: Construyendo Memoria Colectiva, Entrevista a la “Agrupación por la Memoria Histórica Providencia-Antofagasta”