entrevista

Construyendo Memoria Colectiva, entrevista a María Inés Cajiao

Pero en realidad para la gente que estuvo aquel 19 de octubre de 1973, cuando pasó la Caravana, fue terrible, los habían torturado tanto a las personas que habían detenido, que acabaron por fusilarlos, los llevaron por un camino que hay aquí, que se llama la Quebrada de la Way, y ahí los terminaron de matar, pero los horrores a los que los sometieron fueron terribles…y ojalá que los jóvenes conocieran de esto, pero a veces uno les pregunta y no tienen idea…

¿Qué enseñanza puede sacar un pueblo que le ha tocado vivir algo así, tan terrible?, ¿cómo un pueblo se enfrenta a eso?, porque en el fondo fue la interrupción de un proceso social, por la fuerza, y el sacrificio de las vidas humanas, para que una clase social, en definitiva, recuperara los privilegios que no quería perder.

Claro… lógico, mira…cuando a mí me detuvieron yo estuve 10 años cesante, y me convertí en artesana, pero… yo creo que el gran problema de todo lo que sucedió, fue el miedo, lo que surgió fue el miedo, y después la gente fue como olvidando, lo que había pasado, las torturas, y el recuerdo sólo quedó en el círculo cercano a quienes habían vivido eso… yo creo que este país cambió mucho, mucho con la dictadura.

Pero el 2006, y luego el 2011, los estudiantes salen a las calles, y muestran el rostro de un Chile que no calzaba con lo que se exhibía hacia afuera, ¿qué pensaste tú cuándo viste todo esto, a los estudiantes organizados, las marchas, las huelgas en las universidades?…

Yo pensé con esperanza, yo tuve bastante esperanza de esa movilización, pero en realidad después de un tiempo todo se aplacó…

Luego, María Inés acusa:

Hubo tanta gente que empezó a actuar, que seguramente vio una manera de enriquecerse, de vivir mejor, de olvidarse de la dictadura, de no pensar en que Chile se había convertido en dos mundos, el mundo de los pobres y el mundo de los ricos, y hoy en día vemos los negocios que aparecen…y como ahora las cosas salen a la luz, y eso es bueno, que las cosas salgan a la luz, que sepamos nosotros, que miremos con claridad nuestro país, que es tan hermoso, tiene un desierto maravilloso, un sur también maravilloso, y cambiar este país, que todos tengan oportunidad…

El tiempo se agota inevitablemente y debemos terminar la entrevista, para lo cual, le pedimos a María Inés que dedique este momento, esta entrevista a algún compañero, o compañera que ya no esté con nosotros. Ella reflexiona un par de segundos, con la mirada perdida en el horizonte, y una mano apoyada sobre su barbilla, finalmente concluye:

Yo diría, que al pueblo de Antofagasta, a la gente que comprendió y vivió esa época y todavía tiene edad para luchar, decirle que lo importante es luchar, despertar consciencias, que debemos impulsar la educación pública, para los niños, que los profesores de hoy piensen que es necesario un cambio grande, grande, a ellos se los dedico, a la gente que todavía tiene conciencia para que luche por su país, que luche por los cambios, y por un mundo mejor.-

 

 

 

 

 

(1) Las Escuelas Normales en Chile inspiradas por el modelo de educación francés, funcionaron durante la segunda mitad del XIX y la primera del XX, y fueron la base de la educación primaria chilena. Desaparecieron con la dictadura militar. En Antofagasta funcionó una Escuela Normal desde 1945.

(2) Bajo el rectorado de Juan Gómez Millas (1953-1963) la Universidad de Chile se expande a regiones, así surgieron las Sedes de Temuco, La Serena, Antofagasta, Talca y Osorno. Durante la dictadura militar, se la fusiona con la sede de la Universidad Técnica del Estado, y surge así la Universidad de Antofagasta.

(3) Iván Gordillo, ex dirigente de la CUT Afta., detenido, torturado y exiliado en 1973

(4) Caravana de la muerte. Comitiva militar que por orden de A. Pinochet, y dirigida por Sergio Arellano Stark, semanas después del golpe de Estado recorrió Chile en un helicóptero ejecutando sumariamente a 75 opositores que estaban presos. En Antofagasta, los fusilados fueron 14.

(5) Comisión Nacional sobre Prisión Política y Tortura, presidida por monseñor Sergio Valech fue un organismo chileno creado para esclarecer la identidad de las personas que sufrieron privación de libertad y torturas por razones políticas, por actos de agentes del Estado o de personas a su servicio, en el período comprendido entre el 11 de septiembre de 1973 y el 10 de marzo de 1990, durante la dictadura militar de Augusto Pinochet.

 



Comentarios: Construyendo Memoria Colectiva, entrevista a María Inés Cajiao