Portada

Entrevista a Fernanda Torres Villarrubia, Abogada, Jefa Regional del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), Antofagasta

Nosotros lo que defendemos es la posibilidad, y la libertad de la manifestación pública que es un derecho consagrado…

 

La detención ilegal de la Abogada Jefa Regional del INDH de nuestra ciudad, Fernanda Torres, y Karen Lagues, funcionaria también del mismo instituto, el pasado 12 de mayo por efectivos de carabineros, en circunstancias de estar cumpliendo con el mandato que la ley les encomienda, debidamente identificadas y vistiendo su ropa institucional, mientras intentaban acceder a los 37 detenidos por realizar una manifestación pacífica en apoyo a Chiloé, colocó en el centro de los debates, no únicamente la situación concreta que debieron enfrentar las funcionarias, sino también el rol y naturaleza de esta institución en el contexto actual de lucha por derechos sociales, largamente postergados en nuestro país, la autonomía del mismo Instituto respecto del poder político, y el respeto de las fuerzas de orden y seguridad a su función.

En Revista Fill, creemos que  este es un tema de máxima importancia, que implica difundir y discutir acerca de los DDHH, los civiles y políticos, pero también los económicos, sociales y culturales, su cumplimiento no sólo en su consagración escrita sino en su efectiva observancia, y  de entender qué papel le cabe al INDH en la defensa de los mismos. Es un tema que involucra nuestra memoria histórica colectiva,  sin eludir ni apartar ninguna cuestión, así como el país que queremos construir para nuestros hijos.

Hoy nos encontramos en las oficinas del INDH de nuestra ciudad, y le damos las gracias a Fernanda Torres, abogada, y a través de ella al Instituto, por acceder a esta entrevista,

Buenas tardes, Fernanda.

Buenas tardes, Anita. Gracias a ustedes.

Yo quisiera que tú nos contaras, ¿qué es exactamente el INDH?, ¿qué rol cumple en relación a los ciudadanos y frente al Estado? Partamos por ahí.

El Instituto Nacional de Derechos Humanos es un organismo público, autónomo, ¿qué significa que sea autónomo? Que es un órgano que no depende de ninguno de los poderes del Estado, ni legislativo, ni ejecutivo, ni judicial, sin perjuicio de pertenecer también al Estado, nos financiamos a través de eso. El Instituto nace como una necesidad de que exista un órgano, de la defensa, promoción y protección de los DDHH y que, de acuerdo a los Principios de París (1) que rigen  estas instituciones de protección, se crea el INDH ya hacia  el año 2005. El INDH se conforma por un Consejo Directivo, integrado tanto por miembros de la sociedad civil, como representantes de escuelas de Derecho, como también designaciones por la cámara de diputados, el Senado, y Presidente de la República, dentro de los cuales se elige a su Director o Directora, quien es actualmente la Sra. Lorena Fries Monleón. La función principal del Instituto que está establecida en su ley, es la promoción, protección, y defensa de los derechos humanos de todas las personas que habitan el territorio de la República sin distinción alguna. Específicamente también, tenemos una función desde el área de defensa de los derechos humanos en ciertas temáticas. No hacemos una defensa específica, o una especie de defensa de las víctimas; quisiéramos mutar a eso, esa es la idea del Instituto, poder llegar a ser un ombudsman, o defensor del pueblo (2), pero entretanto nuestra legislación que es bastante acotada y restringida nos permite actuar jurídicamente, en casos de trata o tráfico ilícito de migrantes, crímenes de lesa humanidad, torturas y apremios ilegítimos, y además presentar las Acciones de Protección o Amparo en los casos que haya vulneraciones propiamente tales, a los derechos humanos de los ciudadanos, siempre que estas vulneraciones sean cometidas por el Estado. El rol del Instituto tiene un carácter fiscalizador, o contralor respecto de las actuaciones del Estado, puesto que es el Estado quien vulnera los derechos humanos de los ciudadanos, y frente a eso es que el Instituto es quien emite esas señales o entrega esa defensa y protección de esas vulneraciones, tanto de manera preventiva; por eso trabajamos mucho con el área de sensibilización, capacitación, talleres, tanto para la sociedad civil como para los funcionarios públicos; como también ya en la parte más reactiva, o de reacción propiamente tal, en la defensa jurídica.

IMG_7896

Lo que tú señalas, es relevante, ésta ‘razón de ser’ del instituto que le permite actuar frente a las vulneraciones del Estado, como un organismo autónomo, lo digo en el contexto actual, pues es un hecho reconocido que en nuestro país, no se han resuelto satisfactoriamente necesidades muy sentidas de la mayoría de la población, y actualmente nos encontramos con manifestaciones por viviendas dignas, manifestaciones por el derecho a la salud, por previsiones dignas, y esto es generalizado. Recordemos que hace poco tuvimos una región prácticamente paralizada, por un “atentado contra el medioambiente” pero que repercutía directamente en los derechos del pueblo, y la gente obviamente se manifestó. Y a partir del anuncio del “paso a la ofensiva” que los estudiantes hicieron en la Moneda es probable anticipar que el resto del año, la protesta social esté a la orden del día. ¿Qué piensa el INDH respecto de este derecho a la protesta social?

Bueno, el Instituto ha sido bien enfático, y ha señalado, en cada uno de sus informes, el derecho a la manifestación pública, siempre que se cumplan los estándares internacionales de esto, es decir que sea una manifestación pacífica, que esté dentro de los lineamientos legales que establezca el Estado, y también dentro de la protección de los derechos humanos. De hecho el INDH, en su conjunto ha condenado, abiertamente, lo sucedido el 21 de mayo  que terminan con la muerte de un trabajador. El INDH, “no defiende encapuchados, no defiende delincuentes”, nosotros lo que defendemos es la posibilidad y la libertad de la manifestación pública, que es un derecho, además, consagrado en la Constitución y tratados internacionales, de poder exigirle a la autoridad sus peticiones. Esto incluso ha sido manifestado de manera explícita por el Relator Especial de Naciones Unidas para las manifestaciones públicas,  Maina Kiai, quien el año pasado entregó un informe al Instituto y al Estado de Chile, bastante categórico y fuerte en esta medida. Para el Relator, en Chile no se han eliminado los vestigios de la dictadura, en materia de manifestaciones públicas, él señala que estamos muy atrasados en ese sentido, que hay mucha represión, que la gente no tiene esa posibilidad de exigirle al Estado, el cumplimiento y el respeto de sus derechos, y en este sentido el Instituto ha sido un fiel observador y garante de eso, que se cumplan tanto los protocolos de observaciones para funcionarios de derechos humanos, como también velar por el estricto cumplimiento de esas medidas, tanto de la ciudadanía que observa estas manifestaciones, como de los manifestantes en sí.



Comentarios: Entrevista a Fernanda Torres Villarrubia, Abogada, Jefa Regional del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), Antofagasta