jmarguedas

JOSÉ MARÍA ARGUEDAS, LOS RÍOS PROFUNDOS. La voz del pueblo indígena.

Arguedas no es un narrador neutral, ha tomado partido y posición, y su palabra es la voz de los desposeídos, la voz del pueblo indio, pero no es una voz ajena, “representativa” sino más bien “la propia voz” del pueblo indio, más que voz de protesta, es un canto que “enfoca con seriedad antropológica la situación humana y cultural del indígena, escruta en su psicología auténtica, indaga los secretos de su lengua -que intenta verter al español-, se sumerge en su mundo mágico y mitológico, recupera la ternura y las vivencias deslumbrantes de comunidades que, a pesar de la opresión y el martirio, jamás han perdido su dignidad ni sus esencias…” ([iii])

Emana de su prosa, en español o en quechua, del recuerdo de huaynos y harawis, y del modo en que desarrolla los acontecimientos, un mensaje encriptado que nos desarma por su dulzura, por la tierna solicitud de su palabra que nos contagia y nos permite observar el universo indígena, a la vez que nos entristece, y conmueve. Es el mundo narrativo del escritor, que da batalla contra sí mismo y la clase vencedora, que extiende su mirada sobre los vencidos, se funde con ellos y, sin mistificaciones de ningún tipo, convertido en el sujeto mismo de su propia liberación, canta en un lenguaje ancestral y fraterno.

El arrayán, los lambras, el sauce, el eucalipto, el capulí, la tara, son árboles de madera limpia, cuyas ramas y hojas se recortan libremente. El hombre los contempla desde lejos; y quien busca sombra se acerca a ellos y reposa bajo un árbol que canta solo, con una voz profunda, en que los cielos, el agua y la tierra se confunden” ([iv])

Considerada por muchos, como su novela insigne, Los ríos profundos, nos ofrece el punto de vista del indígena, a través de los ojos de un muchacho adolescente: Ernesto, que permanece internado en un colegio junto a otros muchachos, de diversas edades. Por este medio, el lector llega a conocer íntimamente no sólo la psicología del indígena, sino también su actitud ante la naturaleza, a la cual lo une un poder casi mágico.

Y mientras en Chalhuanca, cuando hablara con los nuevos amigos, en su calidad de forastero recién llegado, sentiría mi ausencia, yo exploraría palmo a palmo el gran valle y el pueblo; recibiría la corriente poderosa y triste que golpea a los niños, cuando deben enfrentarse solos a un mundo cargado de monstruos y de fuego…” ([v])

No cabe duda que “Los ríos profundos”, contienen una cuota no menor de antecedentes autobiográficos, y uno percibe en la narración sensitiva de Ernesto, en la descripción de su entorno, en el descubrimiento de las contradicciones de la sociedad, como el papel controvertido de la iglesia en la mantención de las estructuras de opresión, así como en el compromiso con que el joven mira la causa de los indígenas, narrado con fuerza en el motín de la cholas por la sal, el pensamiento del escritor.

Huyendo de parientes crueles pedí misericordia a un ayllu (comunidad de indios) que sembraba maíz en la más pequeña  y alegre quebrada que he conocido. Espinos de flores ardientes y el canto de las torcazas iluminaban los maizales. Los jefes de familia y las señoras mamakunas de la comunidad, me protegieron y me infundieron la impagable ternura en que vivo.” ([vi])

“Los Ríos Profundos”, es una novela que uno puede leer sin dificultad, sencilla, asequible, real. El tesoro de su narración no está en el relato puro de los hechos, sino en la revolucionaria forma en que Arguedas incursiona en el corazón mismo del pueblo indígena, en su pensamiento, en sus tradiciones, en sus temores, en sus esperanzas, resignificando la identidad cultural de los pueblos indígenas, y la lucha universal de los seres humanos por la dignidad.

.

[i] José María Arguedas, Entrevista por Chester Christian Texas A & M University, 3 de agosto de 1966, Lima Perú

[ii] José María Arguedas,  “Algunos datos acerca de estas novelas”, en Diamantes y pedernales , Buenos Aires: Arca, 1977, p. 9

[iii] La ternura pensativa de José María Arguedas, por Juan Manuel Marcos, Oklahoma State University, http://revista-iberoamericana.pitt.edu/ojs/index.php/Iberoamericana

[iv] José María Arguedas, Los ríos profundos, Fondo Editorial Casa de Las Américas, 2010

[v] José María Arguedas, Los ríos profundos, Fondo Editorial Casa de Las Américas, 2010

[vi] José María Arguedas, Los ríos profundos, Fondo Editorial Casa de Las Américas, 2010



Comentarios: JOSÉ MARÍA ARGUEDAS, LOS RÍOS PROFUNDOS. La voz del pueblo indígena.