Vulnerabilidad-Educación

La vulnerabilidad de nuestra educación

Vivimos en un país de grandes contrastes, donde cifras globales ocultan grandes preocupaciones que son esenciales a la hora de mejorar nuestra calidad de vida.

 

Es así como mientras los medios de comunicación anuncian un progreso económico abrumante y destacan a nuestro país como uno de los lugares ideales para nacer, al trabajar en educación en sectores vulnerables nos encontramos frente a una cara totalmente opuesta, donde existen niños y niñas que darían su vida con tal de crecer y aprender en condiciones mas dignas.

 

Ahora bien, aun cuando políticas internacionales establecen el derecho a la educación y la importancia de las familias en este proceso desde el nacimiento de sus hijos para generar y asegurar  un desarrollo humano sostenible, aparecen cotidianamente factores tales como negligencias, abandonos, abusos, violencia y deserción escolar, como algunas de las problemáticas recurrentes al momento de enfrentar el proceso de enseñanza–aprendizaje con un currículum común a todos los establecimientos educacionales chilenos.

 

Esta situación pone en una encrucijada ética y política a todos cuantos trabajamos en el área de la educación, ya que mientras nuestro sistema presiona día a día por la obtención de  mejores resultados,

existe una cantidad inconmensurable de  profesionales que, según su formación, quisieran respetar el desarrollo socio-educativo de sus estudiantes mediando paulatinamente frente a las graves situaciones de vida que aquejan a la mayoría de ellos, antes de comenzar a mediar frente al aprendizaje académico de cada uno de ellos.



Comentarios: La vulnerabilidad de nuestra educación