Babbit

SINCLAIR LEWIS: “BABBITT”: UNA SÁTIRA DE LA BURGUESÍA

“Amo a América, amo profundamente a América, pero no me gusta” (*)

Sinclair Lewis

Tomando la Autopista Interestatal 52, en el Estado de Minessota, Midwest, se llega a la pequeña localidad de Sauk Centre, Estados Unidos. A su entrada, hay un letrero que reza: “Ciudad Natal de Sinclair Lewis”. Reconocimiento escueto para quien fuera el primer premio Nóbel estadounidense (1930), así lo comentaba con amargura, su compatriota y también galardonado por la Academia, John Steinbeck, en su novela: “Viajes con Charley” (1).

 

Sinclair Lewis (1885- 1951) es, de hecho, una de las figuras más condenadas al ostracismo en la historia de la crítica literaria norteamericana. Después de haber sido record en ventas y popularidad durante los años veinte, devino en el olvido a partir de la década de los treinta. Notoria falta de cortesía para quien fuera reconocido y laureado con el Nóbel, como ya señaláramos, y que se diera el gusto de rechazar en su patria el Premio Pulitzer (1926) por su novela “Doctor Arrowsmith”.    ¿Qué se esconde tras este fenómeno de “cuarentena” al que fuera relegado Sinclair Lewis?.  Recordemos que incluso, la Academia Americana de Artes y Letras, institución reaccionaria de la época de la cual Lewis obviamente no formaba parte,  consideró “desafortunada” la elección de la Academia Sueca.

 

La tarea, para nosotros,  consiste en desentrañar en la historia que le tocó vivir,  las claves de su obra que finalmente lo alejaron de su patria, (fallece en Roma, solo y alcoholizado) y que lo condenaron al abandono.

 

Sinclair Lewis viene al mundo cuando ya expiraba el siglo XIX, e irrumpía el siglo al que Yehudi Menuhim (Músico, Gran Bretaña) definiera como: “aquel que despertó las mayores esperanzas que haya concebido nunca la humanidad  y destruyera todas las ilusiones e ideales” (3).  Apenas acabada la Gran Guerra en Europa, Rusia estremecía al mundo en 1917, con su Revolución proletaria, pero ya desde antes el viejo continente europeo vivía un período de convulsiones, un cambio de época. Las clases dominantes en Estados Unidos estaban atemorizadas, y emprendieron una cruzada, en contra de “cualquier idea extranjera” que pusiera en entredicho el sistema de vida y pensamientos americanos. El “red scare” o pánico rojo, o la histeria anticomunista se desata al norte del Río Bravo. Se implementaron las primeras medidas legislativas tendientes a limitar las cuotas de inmigración. Y se persiguió a cuanto socialista, anarquista, agitador, judío, negro, o extranjero en general, les pareciera que desestabilizaba, o ponía en peligro su estilo de vida. Y lo hicieron de todos los modos posibles, a veces a sangre y fuego, como es el caso del Ku Klux Klan o  la Legión Americana. Estos son los tiempos de la vuelta de los republicanos al poder, de las grandes migraciones del campo a la ciudad, de la trágica muerte de Sacco Y Vanzetti.



Comentarios: SINCLAIR LEWIS: “BABBITT”: UNA SÁTIRA DE LA BURGUESÍA